Jesucristo hombre, ¿Quien es?.


Miranda se alegra de la tragedia en Honduras

Posted in Comunicados por Webservant en septiembre 25, 2009

En un comunicado de Héctor Fonseca, quien sirve a Miranda en Honduras con el cargo de obispo (recordad que en el Mirandismo el “obispo” es como en el romanisma, pese a que lo critiquen lo copian en casi todo), se alegra de la tragedia en Honduras, recordemos que ya han muerto varias personas.

Tanto Zelaya como Micheletti no permitieron la entrada de Miranda en Honduras,, Zelaya dijo el 02 de abril del 2007, en un diario local: “…si hoy (…) se prohibió la entrada a este señor (Jesucristo Hombre) autodenominado Anticristo, es por cuestiones de seguridad del país,…”. Y Micheletti fué más allá afirmando: “Ese hombre es un lépero y no debe venir a nuestra patria (…). Y no permitiremos que ese loco ponga un pie en nuestro territorio y tatúe a algunos de nuestros compatriotas con el signo de la BESTIA”.

Pues bien, ahora algunos Mirandistas, en particular el mismo “obispo” mirandista de Honduras, y el mismo Jose L. se alegran.

El fruto del Espíritu. Dice Ef 5.9 “el fruto del Espíritu es en toda bondad, justicia y verdad”. No vemos mucha bondad en Miranda, más vemos cierta alegría maliciosa en un país que sufre de disturbios, asesinatos, tumultos.

Jesucristo lloró por Jerusalén, esa ciudad había apedreado a los profetas y matado al mismo Cristo Jesús, pero ¿qué hizo Jesús, se alegró de ver su destrucción?. No. Se lamentó y se compadeció de ella  (Mt 23.37).

El Señor Jesús podía haber dicho: “De aquí a setenta años las legiones romanas destruirán esta ciudad, me alegro, se lo tenía bien merecido”. No fué así.

Esa es la diferencia entre un falso Cristo y el verdadero hijo de Dios, la bondad, el fruto, el carácter apacible y verdadero. Amigo que estás atrapado en los lazos del Mirandismo, levántate y reconoce que sólo Jesús, el hijo de María  y el eterno Hijo de Dios es el verdaderó y único DIOS, dale gloria al que la merece y es digno (Ap 4.11), y no al indigno Miranda, quien tarde o temprano caerá de su soberbia y su pequeño reino será destruido (Pr 16.18) .

Citas.

Pr 16.18 Antes del quebrantamiento es la soberbia, Y antes de la caída la altivez de espíritu.

Ap 4.11 Señor, digno eres de recibir la gloria y la honra y el poder; porque tú creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen y fueron creadas

Anuncios

Miranda justifica su ausencia

Posted in Sin categoría por Webservant en septiembre 24, 2009

Lo bueno de ser el líder de una secta es la elocuencia. Y Miranda es muy elocuente. Este es el caso, al ser perseguido por la justicia y por una orden de busca y captura de un juez de Miami, Miranda está escondido en Houston (en concreto en un pueblo cerca de esta urbe). Previsiblemente ha habido quejas en el vaticano de Miranda, en su sede central, sus acólitos desean ver a Miranda, tocar a su “Jesús”, que él los bendiga (o que los declare bendecidos). ¿Qué respuesta ha dado Miranda?.

Mentira número 1: compararse con Pablo.

Tomando y tergiversando las palabra de Pablo, Miranda se excusa justificando que al igual que las iglesias deseaban ver a Pablo, Pablo, por motivos del ministerio no podía ir a verlos. En cambio Miranda no puede ir a verlos por una sentencia de divorcio de su segunda mujer. No es comparable, Pablo era un hombre de Dios que servía al evangelio, Miranda es un prófugo de la justicia que no quiere pagar a su segunda ex mujer.

Mentira Verdad número 2:  “yo aventajo a Pablo en que Pablo no tenía vídeo”.

En este caso Miranda acierta, si en algo aventaja a Pablo es que Pablo no disponía de vídeo, ni de internet. ¡Pero es en lo único en lo que aventaja a Pablo!.

Mentira número 3, el versículo que nunca existió.

Para justificarse Miranda se inventa un versículo: “por eso pablo dijo “la presencia corporal para poco edifica”. Mi pregunta es ¿de dónde ha sacado ese versículo?. Si acaso 1 Co 8.1 “el conocimiento envanece, pero el amor EDIFICA”, nada sobre la presencia corporal.

Este es el problema del Mirandismo y el de todas las sectas, la autoridad no es la Biblia, sino el líder. Miranda ha llegado a tal extremo que no se molesta ni en citar la Biblia, ¡se inventa las citas!, y no es la primera vez que ocurre, basta mirar alguna de las recopilaciones de citas erróneas que hay en Youtube.

Conclusión.

Una cosa es pretender que se predica el “verdadero evangelio, el evangelio de la incircuncisión”, otra es usar su “púlpito virtual” para justificar a sus seguidores que está escondido y que por lo tanto no es necesario que se muestre. Las preguntas que todo seguidor de Miranda debiera hacerse son:

-¿por qué razón está Miranda escondido, por ser fiel a Dios, o porque no quiere pagar la pensión millonaria a su exmujer?.

-¿qué diferencia hay entre la actitud de Pablo y la de Miranda?.

-si un líder religioso cita textos de la Biblia que no existen y pretende ser “doctor” ¿qué nos dice eso de él?.

Un concurso de cuentos… algo amañado

Posted in Creciendo en Gracia,Jose L. de Jesus Miranda por Webservant en septiembre 21, 2009

Cuanto tu religión y tu “papa” te dicen que no hay pecado, que eres perfecto, que no hay mandamiento, ni juicio, y que todo eso son rudimentos, la conclusión es libertinaje, vale cualquier cosa.

Esto es lo que ha pasado a los padres de los niños de la “superraza” una vez que se convocó el concurso de “cuentos infantiles”, los padres deseando la alabanza del mesías de su credo, y sin escrúpulos de faltar a la verdad, manipularon los trabajos que sus hijos presentaron al concurso, y lo hicieron con tan poco tacto que el mismo Miranda ha tenido que salir al paso para decirles a los padres que van a tener que convocar un concurso de cuentos para adultos, es más, más que cuentos “parecen calqueos”.

El Mirandismo pretende enseñar “Gracia” pero en realidad enseña algo que está lejos de parecerse a la Gracia bíblica, enseña libertinaje, carnalidad, celos por los hombres, orgullo, prejuicios contra “los de fuera”, ausencia de pudor y de honor a la verdad. El mismo Miranda aporta doctorados en universidades que no existen ¿no van a falsear también sus seguidores un sencillo concurso?.

Que no se sorprenda Miranda por hacer crecer a sus miembros en el libertinaje. El peligro del Mirandismo es que cualquiera que permanezca en el sistema mirandista superará a su falso Jesús. Si el falso Jesús es adúltero y cambia de una esposa a otra cada vez más jóven, así sus seguidores y fieles obispos, si engaña en su pasado y no es fiel a la verdad, así los suyos falsean un concurso.