Jesucristo hombre, ¿Quien es?.


No tengas miedo a confrontar la verdad

Posted in Vídeos por Webservant en febrero 13, 2012
Anuncios

Miranda anuncia que se ha de ocultar más

Posted in Jose L. de Jesus Miranda por Webservant en febrero 12, 2012

“Te tienes que esconder ahora más” eso fue lo que Cudris le dijo a Miranda.

¿Aun más?, Miranda lleva oculto de sus seguidores demasiado tiempo, sin apariciones públicas y ya apenas graba desde el salón de su casa vídeos que manda por Internet a sus seguidores.

Lo cual nos hace preguntarnos varias cuestiones que aun siguen sin respuesta por parte de este grupo:

-¿Por qué el líder de un grupo que se hace llamar padre abandona a sus seguidores?.

-¿Por qué alguien que se hace llamar apóstol no visita sus ovejas?.

-¿Por qué alguien que se hace llamar doctor manda vídeos antiguos en lugar de enseñar como Pablo hizo “públicamente y por las casas”?  Hch 20.20.

-¿Por qué alguien que se hizo llamar Pablo no desea ver el rostro de los suyos ni ser visto, algo que Pablo siempre deseaba porque amaba entrañablemente a los hermanos? Col 2.1.

-¿Por qué alguien que dice que tiene a Dios integrado en él enseña y predica lo que un bendecido normal y corriente, Cudris, le escribe?, ¿quien es el que tiene la revelación, Miranda o Cudris?.

-¿Por qué muchos líderes totalitarios terminan sus días recluyéndose rodeados de sus fieles más cercanos? (Moisés David, líder de los niños de Dios se recluyó en una mansión con sus esposas, Ronald Hubbard, líder de la Cienciología se escondió en un yate en aguas internacionales….).

Testimonio de Abner Murillo

Posted in Abner Murillo,Vídeos por Webservant en febrero 1, 2012
Tags:

Tal como aparece en la web de Operación Éxodo, os comparto el testimonio de Abner Murillo. De él quiero destacar varios detalles que creo muy importantes, no son citas literales:

-que no existe tal cosa como la “cubierta”, como queda demostrado por las vidas de las personas que dejan CEG y disfrutan de vidas normales.

-que es mucho más excelente y gozoso disfrutar de una relación con Dios lejos de hombres que se enseñorean de la fe de otros.