Jesucristo hombre, ¿Quien es?.


¡Honremos a José Luis!

Posted in Jose L. de Jesus Miranda,Vídeos por Webservant en noviembre 25, 2013

¿Quien fue José Luis?, alguien que recibió MUCHO de Dios, que experimentó la Gracia y que durante muchos años estuvo predicando fielmente, bendiciendo a muchos. Cuando alguien es tan usado por Dios recibe mucha admiración, gestos de cariño y…. adulación. Pero ¿es saludable esa exaltación?, un hombre puede ceder ante tanta exaltación y caer, alejándose poco a poco del primer mensaje que predicó y dejando de predicar la centralidad de Dios y la Cruz para centrar el mensaje en su propia persona, siendo no sólo él mismo engañado, sino engañando a muchos.

Tras la terrible declaración del obispo Guío sobre la partida de Miranda (la muerte de aquel que dijo que nunca vería la muerte) es necesario, querido amigo de CEG, que escuches los primeros mensajes de Miranda, cuando predicaba fielmente la Palabra, y que seas consolado, recordando a aquel hombre que fue antes de que la adulación le venciera.

Dios es fiel a sus promesas, él no falla, no cambia de opinión, no defrauda. Él dijo, ¿y no hará?, habló, ¿y no ejecutará?.El Dios verdadero prometió que resucitaría al tercer día (y ocurrió), prometió que se encontraría con sus hermanos en Galilea (y ocurrió), prometió el Espíritu Santo (y ocurrió). Dios NUNCA cambió de opinión, podemos fiarnos de Él. Él es todo amor, y nos sigue invitando a tener una relación con Él, a ser objetos de Su Gracia y Amor.

Para mayor información, os adjunto una respuesta a un bendecido:

Estimado transformación, no cabe duda que José Luis en sus primeros momentos fue un hombre al que Dios usó poderosamente. Tristemente el engaño y la adulación se apoderaron de él, siendo extraviado y extraviando, ya que se alejó de la doctrina y consintió en que le idolatrasen, siendo tropiezo para muchos.

Reconozco que José L. fue un pastor por medio del cual otros conocieron al Cristo que luego él renegaba. Su destino está en manos de Dios, y ahora que ha muerto es necesario que reflexionemos, la idolatría y el libertinaje de su segundo ministerio (que no el primero) conducen a la destrucción y ruina espiritual de las personas. Cuando antes tengamos en cuenta al primer Jose Luis, el de la Palabra sana, el evangelio de la Gracia, y no el segundo José Luis, el de la idolatría y el libertinaje, mejor haremos.

Y para terminar, veamos lo que no hace mucho decía CEG, obispo Martín Guío y Miranda mismo sobre el asunto de su muerte, sigan al minuto 10:52