Jesucristo hombre, ¿Quien es?.


Seguidores de CEG Tatúan a un niño de 3 años

Posted in Creciendo en Gracia por Webservant en febrero 21, 2013

Hay una línea que separa la libertad de culto del abuso de esa libertad. Y esta línea la han cruzado unos padres, seguidores de CEG, quienes tatuaron a su niño de tres años de edad con el 666.

Más allá del tatuaje en sí, es un crimen causar un sufrimiento innecesario a un niño que depende de sus padres para su seguridad. Ademas del dolor causado y los riesgos aparejados a un tatuaje (que es al fin y al cabo una lesión en la piel) estamos hablando de que ese niño ha quedado marcado de por vida en su cuerpo.

Ante este abuso, CEG lejos de denunciarlo, se sienten orgullosos. La reacción en las redes sociales no se ha hecho esperar. Y tú, Miranda, ¿apruebas que los padres tatúen a sus bebés?.

Visto en la prensa local.h

¿Desaparecerá CEG o se irá apagando?

Posted in Creciendo en Gracia por Webservant en febrero 21, 2013

Desde que tenía diecisiete años he estado investigando el tema de las sectas, habiendo sido yo mismo víctima de una de ellas. Lo que estoy viendo en CEG es realmente inaudito. Estamos asistiendo en directo al incumplimiento de una FALSA PROFECÍA torpemente justificada (¡en realidad profeticé en falso para probar su fe en mí! dice el falso Cristo), y al alejamiento progresivo y práctica desaparición de José L. de Jesús Miranda.

¿Qué tiene que aportar el Mirandismo?. Nada. De hecho ni Miranda da calqueos. Mi pregunta es ¿qué hace todo el día?. Eso sí, sigue viviendo de las siembras, contradiciendo el mandamiento del apóstol Pablo: el que no quiera trabajar, que tampoco coma.

Incluso la página de Creciendo en Gracia, antes activa, ahora es redireccionada a la de Telegracia. Su “sede central” ya no es tal, debido a los impagos del alquiler. Su profecía de que las naciones le pedirían préstamos a Jose L. es pura paja.

Este blog no tiene el objetivo de ofender ni herir, sino de DENUNCIAR a aquel que abusó de tu fe y de tus buenas intenciones. Mi estimado amigo de CEG, sólo hay un Cristo, un Señor, una fe  y un bautismo (Ef 4.5), y ese Cristo, el verdadero Cristo NUNCA te decepcionará, nunca te avergonzará, nunca abusará de tí y de los recursos que tu familia merece.